Volver

Noticias

“El contacto con mi compañero de equipo arruinó la primera carrera”, dice Loeb

“El contacto con mi compañero de equipo arruinó la primera carrera”, dice Loeb

04/05/2015 14:16

Sébastien Loeb reconoce que un toque en la primera curva le privó de terminar en mejor posición en la primera Carrera MOL Group WTCC de Hungría.

Loeb cayó del cuarto al sexto puesto y culpó un contacto con su compañero Ma Qing Hua por su pálida actuación en el FIA World Touring Car Championship.

Largué bien en la carrera uno, antes de cometer un error en mi procedimiento,” dijo Loeb. “Al final de la recta, Ma se movió delante de mí y nos tocamos. Destruí parte del divisor frontal y desde allí tuve algo de subviraje que me hizo perder el ritmo. Era muy difícil superar, especialmente en esta condición.”

Loeb, nueve veces campeón del mundo de rally, tuvo una apenas mejor actuación en la segunda carrera, llegando quinto. “Mi segunda largada fue mucho mejor, pero pasé toda la carrera detrás de Tiago Monteiro. No se equivocó ni una vez.”

Nicky Catsburg espera poder ayudar a su compañero de equipo en el Polestar Cyan Racing, Thed Björk, de cara al título del Campeonato del Mundo de Turismos FIA, después de que sus esperanzas por el título sufrieran un revés con un doble cero en Argentina.

Rob Huff sigue en la lucha por el Campeonato del Mundo de FIA , pero primero debe empezar a ganar carreras, la próxima cita China, en otoño, después de una frustrante carrera WTCC de Argentina el pasado fin de semana y que le deja a 65 puntos del líder Tiago Monteiro.

Yann Ehrlacher, de 21 años y que se adjudicó la victoria en el Campeonato Mundial de Turismos FIA en Argentina el pasado fin de semana, es sobrino de Yvan Muller, el cuatro veces campeón del WTCC.

Un nuevo formato marcará el esperado regreso a Macao del Campeonato Mundial de Turismos FIA a finales de esta temporada.

Yann Ehrlacher recibe los elogios de sus rivales tras su primera victoria en el WTCC.

Mehdi Bennani superó un complicado WTCC de Argentina y sumó su tercer podio de 2017.